Venus en sextil con Quirón.

Diana y ErosHoy, 14 de Enero 2013, Venus en sextil con Quirón.
La diosa del amor y el Sanador Herido en aspecto positivo, un sextil, que significa que se llevan bien. ¿Quién no ha sufrido por amor? Pues hoy es un buen día para revisitar nuestro mal de amores durante nuestras reflexiones y si estamos, por ejemplo, saliendo de una relación, o hemos sido abandonados hace poco, o incluso hace mucho, podemos usar está configuración planetaria para trabajar con ello.
Venus en Capricornio ayuda a definirnos, a descubrir lo que realmente queremos en nuestras relaciones. Para las personas que tienen miedo al compromiso, la energía de Venus en Capricornio mezclada con la de Quirón en Piscis les ayudará a tomarse sus relaciones más en serio y a perderle el miedo a decir ese ”Sí, quiero” en su interior. Para ellos, la sanación se produce al afirmar en su fuero interno que quieren estar el resto de su vida con su pareja. (Aunque les produzca ansiedad sólo pensarlo). ” Hasta que la muerte nos separe”. De alguna manera los antiguos ritos y promesas tenían su sentido.
Muy distinto es, sin embargo, para las personas que permiten que el otro se vuelva el centro de su universo: El secreto aquí es ser capaces de decir en voz alta, a nosotros mismos, o escribirlo en nuestro diario: “Quiero estar solo “y además creérnoslo. Sí. Suena horrible, imposible, para algunos entre nosotros. “Quiero estar solo” es liberador porque trabaja el miedo al abandono. Podemos escucharnos y observar cómo nos “remueve” esta frase. Las personas con apego ansioso, muchas veces se sobreidentifican con la parte de sí mismos que fue abandonada de pequeños, la que no se sentía segura y amada, y no son capaces de contactar partes más autónomos en su ser por miedo a la soledad que experimentaron de niños.
El problema que veo con esto es que al no asumir esta parte nuestra que quiere su espacio, que necesita estar sola de vez en cuando, que quiere estar en paz y sin que nadie la moleste, es muy probable que nos aparezca en el exterior como rechazo emocional, y experiencias nuevas de abandono y desamor. Por el contrario, los que tienen tendencias evasivas, misteriosamente, muy a menudo se ven perseguidos por una media naranja que los quiere “cazar” y los asfixia.
Así que hoy es un día perfecto para atrevernos a decirnos a nosotros mismos que queremos estar solos y por el contrario, si somos evasivos, explorar que sentimientos nos surgen en nuestra meditación si afirmamos que queremos comprometernos de verdad pase lo que pase. Estoy segura de que por esas extrañas leyes de la psique, si reconocemos y nos “apropiamos” de nuevo esta parte de nuestra sombra, que quizás hasta ahora sólo veíamos en el otro, nuestras relaciones amorosas poco a poco serán más ricas, excitantes y también más maduras y duraderas.

Margit Glassel

Leave a comment