Saturno en Escorpio entra en modo retrogrado.

 

p7Saturno en Escorpio ha entrado en modo retrogrado el 18 de febrero y se volverá directo el 8 de Julio 2013.
Cuando un planeta se vuelve retrogrado (visto desde la tierra), vuelve atrás sobre los mismos grados de nuestra carta natal (también por supuesto del zodiaco en general) y que anteriormente ya ha “tocado”. Luego cuando viaja otra vez en modo directo pasa una tercera vez por encima de estos grados. Como os podéis imaginar, esto significa que la influencia del planeta en cuestión es mucho más intensa y el trabajo que realiza en nuestra psique mucho más profundo como si simplemente pasara una vez en modo directo. Es decir, si tenemos un planeta personal como por ejemplo Sol, Luna Mercurio, Venus o Marte en los grados que transita, la parte de nuestra psique representada por estos planetas se verá inmensamente afectada y transformada. En el momento de la retrogradación la influencia del planeta se vuelve más interior, nos invita a la introspección acerca de lo que representa. Cambiamos desde dentro, no desde fuera.
Antes de adentrarme en el efecto retrogrado, quiero comentar primero de una forma resumida y general la influencia de Saturno en Escorpio sobre nosotros. Estuvo en Libra durante unos dos años y media antes de ingresar el 5 de Octubre de 2012 en Escorpio. En Libra el tema de aprendizaje eran las relaciones de pareja, de los socios y en general todas las relaciones de uno a uno en nuestra vida. Saturno es el maestro del tiempo, Cronos, a veces también llamado el Señor del Karma, y durante este periodo fueron puestas a prueba nuestras relaciones sociales y personales; seguramente lo que no era real, factible, pura fantasía a estas alturas ya ha desaparecido. Saturno exige verdad, honestidad y realismo de todo lo que toca. Para conseguirlo, ralentiza, pone a prueba, cristaliza y a veces, desde nuestra perspectiva humana, obstaculiza.
Ahora en Escorpio, nos exige revisar nuestras relaciones íntimas, los juegos de poder, nuestras adicciones, dependencias emocionales, el afán de control; pondrá a prueba las relaciones que han sobrevivido a su tránsito en Libra: ¿sólo somos una pareja formal, establecida en la rutina, o por el contrario realmente hay una conexión del alma, una química real, una intimidad y complicidad verdadera? Es el momento de ser honestos, de reconocer nuestras dependencias y enganches. Hacer frente a nuestras fobias, nuestra vulnerabilidad, nuestros “secretos inconfesables”, sacarlos a la luz de la consciencia, aunque sea doloroso. El crecimiento y la libertad personal posterior serán enormes. La verdadera intimidad con nosotros mismos y con otra persona se basa en la absoluta honestidad. Saturno también hace surgir lo que está oculto a la superficie ahora, nuestros miedos más profundos. Abre las puertas del inconsciente oscuro, donde duermen los monstruos. Si hasta ahora hemos podido engañarnos con nuestras máscaras y roles, Saturno en Escorpio, despiadado y compasivo a la vez, las arranca y nos entrega Verdad en todo lo que toca. Lo que necesitamos con Saturno es Paciencia, ya que para hacer su trabajo desacelera todo, podemos tener la sensación que no avanzamos y que estamos suspendidos como el Colgado del Tarot teniendo que soportar este proceso alquímico atados y suspendidos en el aire sin nada a dónde agarrarnos.
Al estar en recepción mutua y en sextil con Plutón en Capricornio, es un gran momento vital para todos nosotros de liberarnos de compulsiones e impulsos destructivos hasta ahora incontrolables. Es el momento de aceptar el desafío de dejarnos purificary disciplinar por el Maestro del Karma (Saturno) y reducirnos a cenizas por el Fénix (Plutón) para despertar a un estado de consciencia más libre y real. Nuestro “Maya” o engaño ilusorio personal tiene que caer, y donde es exactamente lo podemos ver en nuestra carta natal: en que casa transita Saturno y que aspectos forma con nuestros planetas.
En estos meses de retrogradación tenemos una nueva oportunidad de reflexión e interiorización con el tema relacionado ya sea con nuestra carta natal y también con la influencia general que he expuesto. En general nos pide una profunda revisión acerca de nuestras relaciones íntimas, las luchas de poder y control que muchas veces están relacionadas con nuestros miedos más profundos, la verdad vs las huecas convenciones, la pasión vs una vida cómoda y convencional, el hacer resurgir de las cenizas a una relación estancada o sacrificarla para una mayor profundidad vital. Lo que está claro es que Saturno en Escorpio no nos va a dejar tranquilos para seguir durmiendo, sin compromiso y sin implicarnos a cien por cien.

© Margit Glassel

% Comentarios (5)

Preciosa web. Un beso

Gracias, Montse

Muchas felicidades por tu web.
Gracias por tus escritos, son una luz en el camino.
Un abrazo.

Hola, estoy leyendo por una de esas cosas tu descripción de Saturno retrógrado,( me gustaría seguir leyendo pero no se como hacer).
Pero antes me impresionó el detalle que haces de lo que dejó Saturno en su paso por Libra..Tu explicación ayuda mucho a mi comprensión.
Muchas Gracias..

Muchas Gracias, Rita, simplemente pincha en “leer más” en los diferentes textos y si te interesan tránsitos anteriores, pincha en la pestaña BLOG de arriba o”ir al blog” mas abajo.

Leave a comment