Venus aspectando a Plutón, Urano y Quirón.

daenerys-targaryen-juego-de-tronosVenus esta semana desde el emocional signo de Cáncer hace tres contactos importantes:

Oposición con Plutón a las 0.08 am de miércoles, 12 de junio

Cuadratura con Urano a las 0.49 am  de jueves, 13 de junio

Trígono con Quirón a las 12.07 am de viernes, 14 de junio

Aunque estos aspectos se dan a lo largo de tres días ya podemos sentir su influencia a partir de hoy martes.

Cuando miro estas configuraciones me viene a la mente el personaje de Daenery Targaryen, una de mis favoritas de la serie Juego de Tronos, porque encarna a la perfección lo que significa la combinación energética de estos tres aspectos.

Venus y Plutón, el amor que transforma o, en sus manifestaciones menos elevadas,  la pugna por el poder en las relaciones; la Bella y la Bestia en nuestro interior, tan fácilmente polarizado y proyectado hacia afuera. ¿Somos la Bella o somos la Bestia? Daenerys, la madre de los dragones, manifiesta la fuerza  plutoniana e igual que el fénix  ella renace de sus propias  cenizas. Sin dudar quema por entero una ciudad corrupta,  nos muestra que posee la capacidad destructora, o purificadora según como se mire, de Plutón que aniquila lo que nos obstruye y no nos deja crecer.

Venus y Urano, el amor por la libertad, la rebeldía ante la posesividad  y ante la represión en las relaciones. Cuando construye su ejército libera a los esclavos de distintas ciudades, pidiéndoles que tomen conciencia de que ella en realidad no les puede conceder la libertad,  sino que  son ellos que tienen que  dejar de amar a sus cadenas y tener el valor de ser libres.

Venus y Quirón, el amor que sana. En este mismo proceso, los esclavos  empiezan su sanación, dan el primer paso  en la lenta recuperación de su auto-estima, agradecidos empiezan a llamarla Mysha,  Madre.

Nos encontramos con tres fases simbólicas: destrucción, liberación y sanación.

Como Venus rige las relaciones, el arte y las finanzas, esta semana podemos preguntarnos cuales son nuestros esclavos internos que necesitan ser liberados en estos tres ámbitos. ¿Qué es lo que tenemos que destruir para obtener algo más auténtico? ¿Dónde tenemos que desarrollar coraje  para ser libres o para dejar libres a los demás ? Libres muchas veces de nosotros mismos y de nuestros tiranos internos,  nuestras  compulsiones y obsesiones. ¿Qué partes de nuestras relaciones necesitan sanar? ¿Cuáles son los aspectos de nuestra personalidad más creativos que hemos reprimido hasta ahora por miedo al fracaso u otro tipo de miedos? ¿Dónde amamos nuestras cadenas y rechazamos nuestra libertad? ¿Por qué nos da miedo nuestro propio poder? ¿Nos valoramos?

La tensión de la cuadratura en T entre Venus, Plutón y Urano se libera con el ayuda del trígono entre Venus y Quirón: sanar para poder dejar atrás las luchas de poder en nuestras relaciones, sanar y permitir que el amor nos cure las heridas del pasado, amar y permitir de ser amados para renacer de nuestras cenizas una y otra vez. Transformar, sanar nuestra forma de amar, de crear y de generar prosperidad  es la consigna de esta configuración si la queremos usar de una forma elevada. Sin canalizar, estos poderosos aspectos pueden agitar nuestras relaciones, disponer a las discusiones o a los altercados en nuestras finanzas.

Quirón además ya está preparando su retrogradación, es estacionario a 13º50 de Piscis y por lo tanto especialmente poderoso esta semana.

Copyright©Margit Glassel

Para consultas personalizadas y cartas astrales: margitglassel@yahoo.es

 

 

% Comentarios (2)

Muy interesante, Margit. Muchas gracias. 🙂

hola Margit, ¿se supone qué afecta a las emociones? Algo hay, no lo dudo, pero en menos de una semana vi a personas emocionarse, es conmomedor y raro

Leave a comment