Marte en Libra

Marte en LibraGuerra y paz. Mi himno a Marte. Será porque ha entrado en el signo de mi ascendente Libra, el día 7 de diciembre, signo en el cual permanecerá más de medio año, hasta el 26 de Julio 2014, que siento una especial conexión con el planeta rojo estos días.

El Sol, en la astrología, es el diamante en bruto que llevamos dentro, nuestro futuro; describe todo lo que podemos llegar a ser si despejamos las nubes de nuestra falta de claridad y de conexión con nuestro verdadero ser.  Marte es  lo que la gran Astróloga, Liz Greene, llama el “Guardaespaldas del Sol”. Es el protector de nuestras aspiraciones, de nuestro destino. Aun así, tiene mala prensa en nuestro mundo moderno, quizás porque nos hemos quedado apegados al arquetipo del pasado con el que ya no podemos conectar. A menos que seamos marines o algo parecido, lo que era Marte, el dios de la guerra, en nuestro mundo civilizado no tiene cabida. Por lo menos en nuestro mundo moderno ideal porque la sombra, el lado oscuro, de la energía de Marte es tan feroz como ha sido siempre. Solo hay que mirar las noticias, despliegue de la violencia extrema. Tradicionalmente, se dice  que Marte está en exilio  en Libra. Se consideraba que  el Dios de La Guerra en el signo de la paz y de la diplomacia estaba debilitado, incomodo. Para mí su larga estancia en Libra es una gran oportunidad de trabajar con los dos extremos: el planeta se expresará de una forma ajena a su energía básica  y es un buen momento para cambiar nuestra percepción obsoleta de Marte y experimentar su vibración en nosotros de una forma nueva.

Primero, es más suave y no nos asusta tanto. Es como si lo hubieran llevado a una gran cumbre de embajadores y diplomáticos, él mismo  vestido con un traje estupendo  y sin poder “liarla”. En pocas palabras: su energía está contenida. Nos puede dar un poco de miedo pero,  al mismo tiempo, necesitamos a Marte porque es una parte importante de nuestro ser. Es nuestra vitalidad, nuestro empuje, y lo más importante es nuestro CORAJE. No hay nada peor que un Aries, o alguien con un Marte potente en la carta, bloqueado. Es decir, alguien con fuertes rasgos de este arquetipo que, por lo que sea, no usa su energía. Marte se vuelve subversivo, se expresa  en la queja sin fin, la protesta estéril y cobarde, sin acción. Acumula frustración y tensión interna para explotar con los más débiles e inocentes por no ser capaz de enfrentarse a los verdugos, o simplemente es la agresividad pasiva, fría y cortante. Marte es un arquetipo que hay que atender, tenemos que darle un lugar en nuestras vidas para evitar precisamente este comportamiento hostil  y avanzar, actuar, gracias a su gran energía. Marte es el coraje, el coraje que nos ayuda a ser nosotros mismos, él que nos permite  afirmar nuestra luz y nuestra verdad. En Libra, signo de aire y cardinal, podemos actuar con cierto desapego, pero al mismo tiempo  llenos de la amabilidad, el “savoir- faire” tan propio de este signo. Las relaciones humanas, tan importantes para Libra,  serán el arena donde podemos experimentar, aprender, a usar el impulso marciano de una forma positiva. Con Venus, planeta que gobierna a Libra, en Capricornio hasta marzo, se refuerza esa idea de trabajo en las relaciones . Libra y Capricornio piden compromiso, social y de trabajo. Realmente es allí donde somos puestos a prueba y donde es fácil salir corriendo. Marte en Libra me recuerda un poco al personaje de James Bond   en Casino Royale, interpretado por Daniel Craig. Un nuevo James Bond  que me dejó gratamente sorprendida por no ser el típico seductor de las anteriores películas, sino alguien que es capaz de amar y mostrarse vulnerable, y al mismo tiempo fuerte. Supongo que también hay algo de intensidad escorpioniana y la capacidad de sentir de Piscis en el protagonista, pero meditando en Marte en Libra me vino  a la cabeza este personaje y me encaja muy bien.

Copyright©Margit Glassel

Para consultas personalizadas y cartas astrales: margitglassel@yahoo.es

 

Leave a comment