Venus Retrogrado en Capricornio

icequeenVenus empezó su retrogradación el 21 de diciembre y permanecerá en este modo hasta el 31 de enero 2014. Su energía se interioriza, y además está en el signo invernal de Capricornio. Venus en Capricornio tiene muchas cualidades, es firme, comprometida y responsable, pero desde que está retrograda me viene a la mente la imagen de la reina de los hielos, un antiguo cuento de mis tierras del norte. Pienso en esta Venus y veo su rostro helado, como si algo terrible hubiera ocurrido en algún momento, y como si su corazón se hubiera convertido en cristal congelado y frágil. Me viene en mente el sufrimiento del desamor, la perdida de la inocencia y el contacto espantoso con la maldad. Venus, la diosa del amor se congela. Nuestra capacidad de amar con confianza se congela. Hay algo muy triste y solitario en esta Venus, tradicionalmente no se recomienda celebrar bodas cuando está en modo retrogrado y parece ser que esta época no es favorable al amor. Pero, creo que si somos valientes y nos adentramos en esa parte de nuestra psique, la que se esconde bajo capas de hielo para no sentir dolor, anestesiada por el frio, si podemos escavar los momentos cuando murió la primavera, mirarlos con firmeza, sin temblar, entonces podemos sanar la parte en nosotros que tiene miedo a amar. Venus en modo retrogrado nos invita a interiorizar, a sentir sentimientos enterrados para que las energías puedan volver a fluir, y podamos recuperar algo que en cierto momento se perdió y puede que quizás ni siquiera nos hayamos dado cuenta hasta ahora…

Copyright©Margit Glassel

Para consultas personalizadas y cartas astrales: margitglassel@yahoo.es

% Comentarios (2)

Hola!
No puedo más que maravillarme por cómo sacas tanto provecho de tod@ cuanto publicas, incluido lo aparentemente negativo. (Y más tratándose de alguien que es capricorniano, con un gran toque ascendente de escorpio)
Desde mi relativa realidad, veo que tod@s somos un poco de cada uno de los demás. Somos especiales y no. Somo temeroso y no. Y lo que también es que no, es la suprema verdad que deslumbra desde todas las cosas. Las que si no fuera por dicho velo, no habría por que descubrir algo, que en nuestra naturaleza más profunda o escondida, ya sabemos que somos.
Vaya pasada.
Que sigas tan guay…
Hasta siempre
J.J.

Gracias por tus comentarios. Tienes muchas razón en lo que dices: “Desde mi relativa realidad, veo que tod@s somos un poco de cada uno de los demás”. Yo tb lo pienso así. Un abrazo de luz, Margit

Leave a comment