Saturno en Escorpio directo

Saturno (2)Saturno está estacionario a 16º39 grados de Escorpio para volverse directo hoy a las 22.35 (hora española). Gradualmente recuperará velocidad, podemos notar especialmente su influencia si tenemos planetas cerca de este grado en cualquiera de los demás signos fijos( Tauro, Leo, Acuario) con los que forma aspectos tensos, o en los demás signos de agua (Cáncer, Piscis)   con los que forma aspectos armoniosos. Los aspectos tensos (cuadratura, oposiciones) implican trabajo y un cierto desafío para integrar las energías y los aspectos armoniosos significan  apoyo, cierta facilidad y fluidez para aprovechar las energías del tránsito. Si tenemos planetas entre 13 y 19 grados de Virgo o Capricornio, entonces Saturno nos ayudará a potenciar talentos o dones  asociados con las energías de estos planetas.

A partir de ahora estará directo hasta el 14 de marzo 2015. En diciembre saldrá de Escorpio para volver a este signo temporalmente durante los meses de verano del 2015 gracias a  su retrogradación durante el próximo año.

En general, durante las próximas semanas podemos notar como ciertos temores que rondaban en nuestra cabeza, bloqueos, inseguridades, se vuelven muy evidentes para que los podamos afrontar. Probablemente, hemos ido tomando consciencia de ello durante estas últimas semanas. Ahora se verá cómo podemos trabajar de formas muy concretas para mejorar la situación. Lo que queda del año con Saturno en directo es la gran oportunidad para aplicar todo el trabajo de Saturno en Escorpio (desde octubre 2012) a nuestra realidad. Hemos buceado por aguas oscuras, luchado con los monstruos de los estrados más profundos de nuestro inconsciente y aprendido a usar nuestro poder de una forma disciplinada gracias a nuestros adversarios. Saturno probablemente ha hecho aflorar secretos a la superficie que nos han creado dolor e indignación, para luego madurar y aceptar que el mundo no es ausente de sufrimiento. Maduración es la palabra que define a Saturno, y en Escorpio muchas veces ocurre gracias a las relaciones íntimas y los temas relacionados con el poder. Es posible que hayamos tomado consciencia de nuestras limitaciones, sintiendo frustración ante lo que no hemos podido cambiar.  Aun así Saturno nos transmite que todo lo que nos ocurre de alguna manera es trabajable, aunque sea interiormente,  y sirve para templar nuestro carácter. Saturno es el Ermitaño que nos ilumina el camino. Nos pide sacrificios y disciplina, pero no por nada se llama el Señor del Karma: los frutos y recompensas de nuestros esfuerzos se  obtendrán finalmente, y nuestro progreso será estable. Nos sostendrá con su fuerza, esa cualidad que tienen las rocas, que siguen allí  cuando todo lo demás se haya marchitado. Saturno en sus esfuerzos participa de la eternidad, es la ley universal que implica que  toda causa, más tarde o temprano, tendrá un efecto. Aunque al principio podemos percibir a Saturno como el culpable de que el mundo sea un valle de lágrimas, con el tiempo comprendemos que en realidad nos abre la puerta a crear nuestro propio futuro si tomamos las rendas de nuestra vida, obramos con rectitud y disciplina, nos esforzamos para ir en contra de la inercia y sobretodo, lo más importante, no nos quedamos paralizados por los temores que nos inspira para ponernos a prueba y para ver si nuestro compromiso con la realidad es auténtico.

20/7/2014

Copyright©Margit Glassel
Si quieres conocer tu carta astral y como te influyen los tránsitos más importantes de este año, podemos concertar una cita por Skype. Para más información escríbeme a margitglassel@yahoo.

Leave a comment