Mercurio en Capricornio, el Mensajero Alado.

ef4373658ad4ac4e21793b8f430e97a2Mercurio en Capricornio desde el  17 de diciembre  2014 hasta el  5 de enero  2015.

Mercurio, el de los zapatos alados, se considera el Mensajero de los Dioses, es decir el que conecta diferentes dimensiones, diferentes estados de consciencia y espacios. En la antigüedad muchas personas de  diferentes culturas creían en lo que en la cultura occidental llamamos Ángeles, del griego ἄγγελος ángelos, ‘mensajero’, aunque estos mensajeros variaban en aspectos y formas según las tradiciones espirituales.  Pues Mercurio  tiene en sus zapatos  estas pequeñas alas que simbolizan algo más grande: Ángelos, el mensajero de lo Divino.

Mercurio rige la mente, la comunicación, las palabras escritas, el transporte, las ideas y el comercio. Todo esto suena muy práctico y muy mental. Sin embargo este pequeño planeta está conectado con un arquetipo mucho más profundo, él de los Augurios, de los Mensajes que nos envía el Universo o lo Divino, según como cada uno lo quiera llamar. Con la Sincronicidad, con las circunstancias que configura nuestra realidad para que veamos, para que nos demos cuenta de  lo que hay y  para que despertemos nuestra inteligencia. Esta cualidad humana  nos permite aprender de las experiencias, no repetir siempre los mismos errores y tomar decisiones más apropiadas para nuestro bienestar. Ángelos es la fuerza que nos protege de la oscuridad y que nos socorre cuando lo que necesitamos es ver con claridad. Mercurio, el planeta de la inteligencia, ahora está en Capricornio, una gran oportunidad para abrir los ojos para  estar atentos a las situaciones que nos configura el universo y aprender, ver lo que quizás en el pasado no quisimos ver.  Capricornio es constructor. Si vemos con claridad lo que ocurre, podemos tomar las decisiones correctas, usar las palabras correctas…o el silencio correcto porque a veces en ciertas situaciones  no   merece ni siquiera  la pena decir algo . Mercurio en el signo de Saturno nos ayudará a protegernos, a crear límites sanos ante situaciones conflictivas, a centrarnos en nosotros mismos y apartarnos físicamente  y también mentalmente, que es lo más importante, de las personas y situaciones que son tóxicas. Mercurio en Capricornio madura nuestra forma de percibir la realidad, nos vuelve más responsables y consecuentes con nuestras convicciones y principios. Es un buen momento también para comunicarnos con nuestros padres, nuestros ancianos y valorar las tradiciones de nuestros ancestros.

Además la comunicación con un ἄγγελος  o Ángelos, siempre va en los dos sentidos: él nos comunica algo y nosotros podemos hablar de nuestras preocupaciones, para que las eleve, las transmute y si es afín con nuestro Bien Mayor, el aspecto Creador del Universo/Mente manifieste lo que necesitamos en cada momento. En una antigua enseñanza sobre los Ángelos, dice que solo pueden socorrernos si les pedimos ayuda, tienen que respetar nuestro libre albedrio. Quizás, si nos sentimos alejados  del misterio  de estar conectado con algo mayor que nuestro pequeño ego, o nos hemos perdido en un mundo sin magia, sumergidos en las preocupaciones de la “cruda realidad”, Mercurio en Capricornio nos puede ayudar a reconectarnos con los “Seres Alados”, y con nuestra capacidad de canalizar, manifestar la  Inteligencia Creadora en el plano físico,  en el mundo “real”, en el plano de Capricornio, signo de tierra, practico, realista y emprendedor. Diciembre es un mes mágico, donde nace una nueva esperanza y donde podemos permitir que nos arropen los Ángelos, los mensajeros que según nuestras creencias tendrán nombres distintos. ¿Quién se negaría a ser envuelto por las alas protectoras de un Ángel?

Feliz tránsito a todos!!!

 

Copyright© Margit Glassel.

19/12/2014

Si quieres recibir una interpretación ( vía Skype o presencial) de tu carta natal y de los tránsitos más importantes de los próximos doce meses para comprender cómo estos te afectan personalmente, no dudes en escribirme a margitglassel@yahoo.es para más información acerca de mi trabajo.

Leave a comment