Saturno directo- poner en práctica lo comprendido.

SaturnSaturno  finalmente ha cambiado de dirección  a 28º16 grados de Escorpio, grado en el que lleva casi todo el mes retrogradando y en el que seguirá, ya en modo directo, muy lentamente avanzando durante el mes de agosto para salir de Escorpio ya definitivamente el 18 de septiembre. Podemos haber notado estos últimos días cierta intensidad, obstáculos, bloqueos o temores; sobre todo las personas que tienen planetas en su carta natal aspectados por Saturno. El Señor del Karma nos ha llevado ante el espejo de nuestros hábitos, obligándonos a contemplar si  estos son eficaces y saludables o no. Si hemos sido poco organizados, o no hemos hecho todo lo que teníamos que hacer, durante su retrogradación probablemente Saturno nos ha enseñado donde nos equivocamos. Es el planeta de los límites, de la disciplina, del esfuerzo comprometido. Nos brinda la última oportunidad para aprender la lección que nos ha estado queriendo enseñar durante sus dos años y medio en Escorpio, signo en el que Saturno hurgó en las profundidades sacando a la superficie muchas cosas que estaban ocultas. En su retrogradación a lo largo de los dos últimos grados de Escorpio, hemos  tenido que reconsiderar en profundidad, y de este modo tan brutalmente honesto que es propio del signo,  si nuestras actitudes nos llevan a los resultados que deseamos. Escorpio es el deseo  y Saturno nos frustra si no obramos bien, nos irrita,  pero al mismo tiempo nos enseña paciencia templándonos. No enseña que no todos los deseos valen, hay los que nos empujan directamente  a nuestro infierno personal. Saturno es como un tamiz, se queda con lo que realmente merece la pena. Espero que a lo largo de sus  cinco meses de retrogradación hayamos podido ver en nuestro interior  que es lo que queremos de verdad  para ahora podernos comprometer con ello a cien por cien.  A veces los sufrimientos saturnianos son los que más nos maduran. Nos muestran nuestros límites;   los limites de nuestro cuerpo, de nuestra mente, de la materia, de la realidad condicionada. No obstante, el Señor de la ley de causa y efecto también nos recuerda que si ahora plantamos buenas semillas recogeremos buenos frutos en el futuro; de este modo adquirimos más control sobre nuestra realidad. Es importante poner en práctica lo que hemos comprendido, hacer un esfuerzo e  hincar el diente  en el hueso y no soltarlo más.

Un cariñoso abrazo.

2/8/2015

Copyright© Margit Glassel.
Si quieres recibir una interpretación ( vía Skype o presencial) de tu carta natal y de los tránsitos más importantes de los próximos doce meses para comprender cómo estos te afectan personalmente, o una consulta de tarot, no dudes en escribirme a margitglassel@yahoo.es para más información acerca de mi trabajo.

Leave a comment