Clima cósmico—el desafío de amar al monstruo de una forma inteligente.

Marte y PlutónCuando un planeta se prepara para cambiar de dirección (visto desde la tierra, claro está, no es que vayan ellos en zigzag realmente), empieza a avanzar mucho más lentamente por los grados del signo en el que se encuentra; esto significa que su energía se vuelve cada vez más poderosa, sobre todo si nos toca planetas o puntos en nuestra carta natal. Es un poco como magnificar la luz solar con una lupa,  al final el papel prende fuego…y esto es justo lo que va a pasar:

Marte cambia a modo retrogrado el 17 de abril y Plutón el 18. Marte estará avanzando a lo largo de toda la semana los minutos del grado 8º de Sagitario hasta estacionarse a 8º 54 y seguir el resto del mes de abril retrocediendo en este mismo grado 8º. El Dios de la Guerra,  enfocado, concentrado, magnificado…y Plutón, el Dios del Inframundo, también…casi inmutable en el grado 17º de Capricornio. ¿No os suena un poco a inferno? ¿A grandes desafíos? No voy a explicar lo que puede significar esto globalmente pero sí lo que es importante que hagamos: trabajar con lo que representa Marte y Plutón para descargar el inconsciente colectivo y drenar el potencial destructivo y lado oscuro de estos dos arquetipos.

Primero, Marte en muchos círculos espirituales no es bien venido. Es primitivo, conflictivo, no es vegetariano y tiene fama de bruto. Formaría parte del grupo de personas que no se apuntan a un curso de reiki pero si a hacer kickboxing o carreras ilegales. Obviamente tiene su lado luminoso, como todos, que es el coraje y la asertividad por ejemplo, pero nos solemos fijar  más en su impacto primario y normalmente nos echa para atrás.

 Plutón tampoco es bienvenido. Su lado negativo es dictatorial, compulsivo, posesivo, retorcido y Vampyr. Vive en el Hades, en las penumbras. Es alguien que etiquetaríamos como una persona tóxica; es misterioso, eso sí, y fascinante, pero peligroso para nuestra salud mental. Esta inminente retrogradación de Marte y Plutón me evoca la imagen de Rambo y Marylin Manson montando una rave party  en nuestra casa. Creo que con esta imagen está todo dicho.

¿Bien que hacemos? Lo mejor que podemos hacer es no rechazar ni a Marte ni a Plutón. Es decir, son fuerzas que habitan nuestra psique, sin importar cuantos años llevamos meditando, protegiendo la vida, practicando un camino y aspirando a la paz. Abril es un mes perfecto para tomar consciencia de nuestros resentimientos, enfados calientes y fríos, con nosotros, el prójimo, dios y el universo. Es el mes para conectar con la lava, la furia, el déspota  en nuestra psique…y también para conectar con el arquetipo de la victima que es la otra cara del del verdugo; van unidos. No se pueden separar …y en nosotros habitan los dos. Marte es la granada y Plutón es la bomba nuclear. Plutón es más subterráneo, es la sombra, la proyección, la bestia peluda, el inquisidor en las mazmorras que nos tortura con sus infinitas preguntas que no tienen respuesta mientras nos hace pedazo el cuerpo humano.

Mi consejo es apropiarnos de  nuestra sombra. Dejar de torturarnos con cosas que no tienen solución. No echar la culpa afuera y confiar en nuestro poder natural relajándonos profundamente, bajando a nuestras raíces, a nuestra parte telúrica.  Si confiamos en la totalidad de la psique,  en su impulso natural a la plenitud y la integración,  su luz y su fértil sombra,  en nuestro Daimon, entonces poco a poco las fuerzas se equilibrarán. Durante esta semana  es mejor  no entrar en luchas de poder, no desgastarnos en demostrar quién tiene  razón o la culpa. Es importante que evitemos  los debates infructuosos que chupan nuestra energía vital.  Básicamente, intentar  de  no perdernos en nuestras proyecciones.  Entonces  aprenderemos a encontrar el tercer camino, el camino medio entre dos extremos, aquella solución creativa que no es el blanco ni el negro. Trabajando nuestra propia rabia y aceptando nuestra propia oscuridad quitamos peso al mundo, aligeramos su carga, la sombra colectiva; nos retiramos de la locura colectiva de destrucción masiva.  Evolucionaremos, daremos un salto a otro nivel del juego. Habremos pasado la prueba y los Ángeles y Demonios pactarán una convivencia pacífica y productiva y será interesante.  Haciendo las paces con Marte y Plutón  los convertimos en fuerzas protectoras y de este modo disfrutaremos de la fiesta con su música, sus colores y disfraces.

Copyright© Margit Glassel.
10/4/2016
Si quieres recibir una interpretación (vía Skype o presencial) de tu carta natal y de los tránsitos más importantes de los próximos doce meses para comprender cómo estos te afectan personalmente, o una consulta de tarot, no dudes en escribirme a margitglassel@yahoo.es para más información acerca de mi trabajo.

Leave a comment