Como trabajar con los tránsitos y la energía de Quirón.

En honor al Sanador que abraza la herida…
20a
La herida no es solo una. No es una única entidad. Es un complejo; es un entramado; es un vortex energético con muchas vibraciones que se entremezclan, un diamante con infinitas y sorprendentes facetas brillantes que hablan todas al mismo tiempo…o no. A veces solo se escucha una voz, interpretada como rallante , no aceptada y ninguneada y aniquilada. Pero la herida es mucha energía y cuanto más la rechacemos, más fuerte nos gritará usando su megáfono amplificador: los pensamientos, las emociones, el cuerpo, los sueños, las situaciones…
¿Qué es lo que nos da tanto miedo? ¿La ira, el apego, la ceguera, el no saber, los celos, el estar perdidos, la muerte, la enfermedad, el sufrimiento, el abandono y mil cosas más? Prestos a buscar la paz y soltar la ira. Prestos a desapegarnos y soltar el apego. Prestos a ser ecuánimes y a soltar los celos Y …por supuesto, prestos a acumular conocimiento y sabiduría para finalmente desprendernos de la terrible ignorancia, causa de todos los males. Es cierto que en lo absoluto nunca ocurre nada. Pero en el corazón humano…allí ocurre de todo…y lo que más ocurre es que al conocer el camino queremos correr, o mejor aún volar, rápidamente al cielo.
Ama a los demás como a ti mismo.
descarga¿Cómo se ama uno a sí mismo? Obviamente cuidándose, respetándose, poniendo limites sanos, comiendo equilibradamente según el propio metabolismo, haciendo ejercicio y mil cosas más. ¿Pero qué pasaría si amaramos también nuestra humanidad, nuestro apego y nuestra ira? No con la mente, y en teoría, sino con todo nuestro ser. ¿Y…si, en lugar de querernos desapegar y desenfadar tan de prisa (porque obviamente se está mucho mejor desapegado y desenfadado), pusiéramos toda esta ansia de auto-superación en pausa, nos relajaríamos y exploraríamos con curiosidad esa parte nuestra que tan ferozmente criticamos, esa parte que nos sabotea (a cada uno a su manera) y que es políticamente muy pero muy incorrecta?
bab1beddda9663e20349be61d2dc5b63Dedicar cada día un tiempo para dar espacio a que hable la voz olvidada y desterrada que reclama atención y la que queremos borrar del mapa. La voz de lo rechazado en la mayoría de las grandes religiones exotéricas. Por más que meditemos, lo rechazado corre por el mundo haciendo estragos. So lo abrazamos, entonces lo liberamos y absorbemos su energía primaria y no tiene que volver a “matar” fuera ni siquiera dentro, en el cuerpo o en la psique.
Quiero dejar claro que permitir que la ira o el apego, por ejemplo, escapen hacia fuera y dejarse arrastrar por ello no es escucharlo, ni amarlo. Es no soportarlo y sacar a la bestia, escupiéndola al mundo para que se apañe con lo nuestro…y nosotros nos perdemos el regalo. Así que quietos y atentos, invocando al “monstro” para que surja, que baile y que nos cante su canción…y sin querer cambiarlo, mejorarlo, civilizarlo. Forma parte de nosotros y se merece un respeto y un sitio en nuestros altares. Seguramente muchos hemos comprobado que por más que lo desinfectemos, perfumemos y adornemos con meditaciones y cantos sigue allí, tan bruto y primigenio como siempre. Quizás más arrinconado y oculto, hasta que se reúnan las causas y condiciones y el universo nos regale un nuevo escenario que lo invoca y lo empuja a salir de la cueva, dándole otra oportunidad para ser amado, dándonos otra oportunidad para amarlo, dándonos otra oportunidad para amarnos, dándonos otra oportunidad para ser plenamente humanos.
Gratitud.
Escrito en el primero día de Quirón directo.
2/12/2016.

Leave a comment