Clima cósmico del 29 de enero al 4 de febrero 2018—se abre el portal del eclipse.

042569c9a8ddd5fdf81acc52f3b2c25eLa semana empieza con la Luna creciente en Cáncer. Quizás estemos  más sensibles de lo  normal  pero al mismo tiempo también más dispuestos a resolver algún tema emocional o familiar. Es bueno escuchar nuestros sentimientos, hacernos caso a nosotros mismos,  ya que se está preparando una intensísima Luna Llena con eclipse lunar total que hará aflorar lo que tenemos encerrado en el inconsciente para así poderlo integrar.

El martes, a última hora de la tarde, entra la Luna ya en Leo y el miércoles a las 14.27 es exacto la oposición entre la Luna en Leo y el Sol en Acuario,  ambos a 11°37 grados de sus respectivos signos. Como tenemos el eje nodal muy cerca se nos presenta como un eclipse lunar. Os recuerdo que sólo puede haber eclipses con la Luna Llena o Luna Nueva y si está el eje nodal cerca.

Un eclipse potencia y expande a la Luna Llena; aumenta su poder de hacer aflorar cosas ocultas a la conciencia y al mismo tiempo, al estar implicados los nodos, nos pone  en contacto con temas kármicos. El nodo sur está en Acuario conjunto al Sol, a Venus y al asteroide Lucifer. El Sol es la claridad. Está en el signo de Urano, un planeta muy asociado con la Iluminación, la rebeldía y el progreso. Lucifer, que en mi concepción obviamente no tiene nada que ver con el diablo de la iglesia católica, sino más bien con Prometeo, aquel titán que trajo el fuego a la raza humana, y que a su vez se asocia en astrología con Urano, es especialmente importante en este eclipse. Si traducimos su nombre del latín  lux “luz” y fero “llevar” obtenemos el verdadero significado de su nombre que es Portador de Luz. Otro de sus nombres es “Lucero del Alba” que comparte con Venus. Como podemos ver tenemos tres cuerpos celestes asociados con arquetipos conectados con el concepto de traer luz a la consciencia en Acuario, el signo de una nueva era. El Sol lo trae con su claridad, Lucifer lo trae con su osadía y Venus lo trae con su belleza. Como se trata de un eclipse es como un bautismo. Algo muere, se eclipsa, y algo nace totalmente nuevo. Es como sumergirnos en el río, morir, y emerger bautizados. Acuario, donde está el nodo del karma (el sur) en estos momentos,  es el signo del rebelde, del revolucionario, del hereje. Es aquel que fue exiliado y quemado por ser él mismo o por ir en contra de la corriente y no inclinar la cabeza ante la plácida corrupción de la clase dirigente. Es él quien dijo que la tierra era redonda mientras que la ley y la religión dictaban que teníamos que percibirla como plana. Compartimos este karma y seguramente nos han quemado más de una vez. Hay que ir al nodo norte para evolucionar. Sería un error volver a acabar en la hoguera, en el exilio. El eclipse nos purifica y nos lleva hacia Leo, el Rey Mítico, que gobierna con su luz solar. Es el niño divino que retoma su trono robado. Es el actor que sabe jugar su papel perfectamente. Es el Clown que usa el humor como su magia. Leo es la medicina de este  eclipse. Es la estrella del norte, la que nos guía. El hereje recupera su trono y vuelve del exilio, después de siglos vagando por tierras extranjeras. El orden y la abundancia se establecen en el Reino y la luz inunda todos los corazones. La Luna en Leo conjunto al nodo norte nos abre un portal de regreso al palacio.

Para cada uno de nosotros, la vibración de este mito puede tener un significado distinto. Dejo  en vuestras manos  buscar su sentido personal.

Mercurio, el Mago, en el momento del eclipse entrará en Acuario también. Estará en el signo hasta el 18 de febrero.

El jueves sigue la Luna su curso viajando hacia Virgo. Todo se asienta, se ordena, se coloca en su sitio. Podemos integrar la energía limpiando y decorando la casa para formalizar lo vivido durante el eclipse. El fin de semana, con la Luna en Libra, descansamos y disfrutamos de la paz.

26/01/2018

© Margit Glassel

Si quieres recibir una interpretación (vía Skype o presencial) de tu carta natal y de los tránsitos más importantes de los próximos doce meses para comprender cómo estos te afectan personalmente, o una consulta de tarot, no dudes en escribirme a margitglassel@yahoo.es

Leave a comment