Los eclipses del 2018 y las casas astrológicas.

81414763e1a8ac25c80a2765cd5dfa96Los eclipses en el pasado histórico  inspiraban mucho temor y especulaciones sobre sus posibles consecuencias. Nada más terrorífico para un alma de la antigüedad que ver como una sombra oscura se tragaba al Sol, la luz del mundo. Se asociaba con calamidades, hambrunas y la muerte de reyes entre otras cosas. Los brujos, que muchas veces eran astrólogos, sabían muy bien cómo aprovechar el momentum para dirigir las masas. He escuchado que durante un eclipse los tibetanos no salen a la calle, tapan el agua para que no absorba sus nefastas energías, e incrementan las oraciones para el bien de todos los seres.

Es obvio que los eclipses mueven energía y abren portales. Hemos crecido como raza, ya no estamos en la era de Isis o de Osiris sino según algunos en la era de Horus y según otros en la era de Maat. Lo que tengo claro es que cada uno vive dentro de su espacio mental en diferentes eras cósmicas. Habrá los (sobre todo las) que añoran volver a la era de Isis, el matriarcado, o los que siguen anclados en la de Osiris, el patriarcado, donde el Rey solar nace y muere. Horus es el hijo y Maat la justicia y el equilibrio. Nos hemos quedado sin Madre y sin Padre intentando caminar solos y ser justos. Por lo tanto nuestra relación con los eclipses (y con muchas más cosas) va cambiando a lo largo de los siglos, las vidas y las décadas.

En mi opinión, un eclipse es una oportunidad para tomar consciencia de una forma cíclica, de agarrar el timón de nuestro barco y corregir el rumbo. Los nodos implicados en las lunas nuevas y llenas de un eclipse son eso: brújulas cósmicas o dragones que podemos cabalgar o, incluso, si somos muy valientes, vórtices dracónicos, fauces que nos devoran, puertas a los abismos, a otras dimensiones de nuestro ser. ¡Bienvenido sean los eclipses!

Este año 2018  tendremos los siguientes (zona horaria España):

31 de enero a 11°37 de Leo, eclipse lunar total (Luna Llena).

15 de febrero a 27°08 de Acuario, eclipse solar parcial (Luna Nueva).

13 de julio a 20°41 de Cáncer,  eclipse solar parcial (Luna Nueva).

27 de julio a 4° 45 de Acuario,  eclipse lunar total (Luna Llena).

11 de agosto a 18°42 de Leo, eclipse solar parcial (Luna Nueva).

Como podemos ver el énfasis seguirá estando en el eje de Leo /Acuario con la excepción del eclipse solar de julio que nos hará saborear el aperitivo de los eclipses en el eje Cáncer/Capricornio del 2019.

Hay que entender que el eje nodal, es decir el Nodo Sur y el Nodo Norte, viajan al revés mientras los planetas tránsitan de Leo a Virgo, el Nodo Norte viaja de Leo a Cáncer. (Estoy simplificando al máximo para no cargaros la cabeza). También hay que saber que su viaje (de los nodos)  por cada signo es aproximadamente de un año y medio. Entonces, si los Nodos tienen que estar implicado en los eclipses y al mismo tiempo necesitamos una Luna Llena o una Luna Nueva, eso significa que solo tendremos eclipses que implican Lunas que se dan en los signos en los que están los Nodos. Fácil hasta aquí, ¿cierto? Bien, ¿por qué tenemos un eclipse en Cáncer en julio? Fácil también: porque esa Luna Nueva en Cáncer está suficientemente cerca del Nodo Norte en Leo.

Ya desde el año pasado estamos experimentando con eclipses en el eje de Leo/Acuario…y nos queda todo este año para avanzar en el trabajo que implica. Se trata de recuperar nuestro poder solar y trascender el exilio del hereje. Es el momento de devolver la magia al mundo sin miedo a las hogueras. Cada uno a su manera. Cada uno en su lugar. Algunos en lo grande, otros en lo pequeño.  No importa. Cada persona es un pentagrama, una estrella de cinco puntas. Tenemos que aprender a ocupar plenamente nuestro espacio.

Podemos mirar la carta natal  y ver en qué casa cae cada Luna del 2018  y ahí será el énfasis. Es ahí donde tendremos que morir y renacer, dejarnos bautizar por el rio de la vida o reajustar el timón.

Os hago un brevísimo resumen de las casas astrológicas que son las dimensiones de nuestra vida, los escenarios,  donde actúan las fuerzas celestiales.  Por supuesto estas palabras claves solo son para daros una pequeña idea general. Se puede profundizar muchísimo más.

Casa 1: La casa de la personalidad. El yo y todo su mundo personal interno, el cuerpo, como nos presentamos, nuestros deseos más íntimos, las tendencias naturales del ego, nuestra vitalidad…

Casa 2: La casa del dinero y de las posesiones. Nuestros recursos, valores, estabilidad y la confianza en nosotros mismos. La auto-estima…

Casa 3: La casa de la comunicación, de la percepción de nuestro entorno, de los hermanos, el barrio, los viajes cortos, aprendizajes, estudios…

Casa 4: La familia, las tierras, fincas, raíces, el clan, los míos, la madre/padre, la cueva el refugio interno…

Casa 5: El gozo, el placer, el júbilo, la creatividad, el arte, los niños, hijos, juegos, sexualidad y romances, enamorarse…

Casa 6: Trabajo y salud. Las rutinas, la dieta, ejercicio, servicio…

Casa 7: La casa del Otro. Pareja, socio, relación de yo a tú, amigo íntimo, individuos importantes en nuestra vida.

Casa 8: Sexo, Muerte, Ocultismo. Las relaciones profundas, almas gemelas, crímenes pasionales, relaciones tóxicas, renacimientos, crisis, sanaciones, el castillo del alquimista y los cementerios tántricos.

Casa 9: La casa de la religión. La búsqueda de la verdad. Viajes, lo extranjero, filosofía. Publicar, enseñar. El Maestro.

Casa 10: La misión en la vida, la vocación, la reputación, destino…

Casa 11: el futuro, proyectos, planes, metas, grupos, amigos, colectivo, nuestra tribu, organizaciones…

Casa 12: el monasterio, el retiro, la meditación, los demonios familiares, los esqueletos en el armario, el inconsciente colectivo, lo transpersonal, los fantasmas del pasado, la muerte del ego, lo onírico, lo cósmico, la evasión, la locura y la pérdida de toda estructura.

 

 

30/01/2018

© Margit Glassel

Si quieres recibir una interpretación (vía Skype o presencial) de tu carta natal y de los tránsitos más importantes de los próximos doce meses para comprender cómo estos te afectan personalmente, o una consulta de tarot, no dudes en escribirme a margitglassel@yahoo.es

Leave a comment