Clima cósmico del 26 de marzo al 1 de abril de 2018 — Luna Llena en Libra. Cambio de signo de Venus.

La semana empieza con la entrada de la Luna creciente en Leo. Activará el nodo norte en su viaje por el signo y nos dará ese empujoncito para avanzar hacia la mejor versión de nosotros mismos.
Si en estos momentos nos sentimos bloqueados por las energías retrógradas de Mercurio y Júpiter, el principio de esta luna de fuego nos ayudará a dar un salto hacia adelante con confianza. El miércoles ya nos vence la prudencia con la Luna en Virgo, necesitaremos hacer cálculos y tener claras nuestras posibilidades, y con la entrada de la Luna en Libra lo más importante será la tranquilidad.

Venus será la gran protagonista de la semana con su conjunción con Urano en la madrugada del jueves. Antes de ingresar el sábado en Tauro, donde podremos respirar más calma, Venus y Urano en Aries activarán nuestro espíritu rebelde e inconformista. La energía eléctrica de la conjunción afectará sobre todo a las relaciones y a la economía. Las inversiones impulsivas nos pueden salir muy bien o muy mal. En las relaciones humanas es posible que nos lancemos sin pensar y terminemos en una situación que quizás nos resulte incómoda. Mercurio retrógrado en Aries puede añadir confusión a nuestros intentos de comunicar lo que sentimos y al final es posible que todo termine en un gran lío con una enorme explosión que ni siquiera la Luna en Libra pueda apaciguar. Así que mejor enfocar toda esa energía en algo creativo.
Se supone que gracias a Mercurio retrógrado estamos en un proceso de introspección, de análisis de patrones antiguos y repetitivos, y de buscar las soluciones más bien en nuestro interior. Si estamos en modo meditativo, la conjunción Venus-Urano es la combinación perfecta para canalizar un cambio profundo y liberarnos del yugo de nuestras pautas limitantes.
En los últimos grados de Aries, este nos brinda la oportunidad de soltar cadenas y empezar de nuevo de una forma más auténtica. Hay que quererse a uno mismo antes de querer a otro. Quererse significa aceptarse y cuidarse, cuidarse de verdad: en la Tierra, en lo concreto. Y con eso nos ayudará Venus en su viaje por Tauro durante las próximas tres semanas.
Nos cuidaremos y no sólo eso, disfrutaremos haciéndolo. Podemos darnos amor invirtiendo dinero en comida sana, en masajes, aceites aromáticos, encuentros con amigos que nos suman y no nos restan, en conciertos, bailes… en fin, entregarnos a los, así llamados, placeres mundanos pero de una forma sana y constructiva. Para esta Venus el cielo está en la tierra. Es la más pagana y tiene claro que el cuerpo es el templo de la Divinidad. Cada percepción sensorial es una ofrenda.

Venus preside también la Luna Llena en Libra del próximo sábado, al ser Libra el otro signo que gobierna, aparte de Tauro.
Como todos los meses, la Luna Llena indica una culminación de algún tipo. Podemos ver los primeros frutos de los esfuerzos iniciados en la Luna Nueva. También es posible que salgan a la superficie emociones reprimidas y contenidos del inconsciente para que podamos integrarlos.
El Sol, conjunto a Mercurio, aún estará en Aries oponiéndose a la Luna en Libra y ambos en una cuadratura con la conjunción de Marte y Saturno. En esta, así llamada, cuadratura en T, el punto focal (Marte y Saturno) nos habla de la disciplina, de los límites y de las estrategias.

El trabajo será el frágil equilibrio entre guerra y paz. Saber cuándo hay que callar y cuándo hay que hablar. Cuándo hay que usar la fuerza o un enfoque más directo, y cuándo hay que usar la diplomacia para un bien mayor. Si no lo sabemos, siempre queda ponerse música y bailar intensamente integrando la energía de la Luna.
© Margit Glassel

Si quieres recibir una interpretación (vía Skype o presencial) de tu carta natal y de los tránsitos más importantes de los próximos doce meses para comprender cómo estos te afectan personalmente, o una consulta de tarot, no dudes en escribirme a margitglassel@yahoo.es

Leave a comment