Clima cósmico del 2 al 8 de abril de 2018—Solve et coagula.

La semana empieza con la conjunción de Marte y Saturno mientras la luna menguante se pasea por Escorpio, signo en el que se encuentra en estos momentos Júpiter retrógrado. Probablemente nos estemos recuperando aún de las intensas energías de la Luna Llena y en Escorpio la tarea es purgar y transmutar emociones que pueden haberse quedado atascadas. Es un signo muy honesto. Nos invita a ser sinceros sobre todo con nosotros mismos. Hay ciertas cosas que han salido a la superficie que no podemos ignorar. Lo que ocurre es que no son momentos para lanzarnos a la piscina con las energías retrógradas en el ambiente.
Marte se impacienta porque su impulso es hacia adelante como un ariete, su modo es activo. Al estar en Capricornio su don es la estrategia y la planificación. El hecho de que Saturno esté en conjunción lo frena, lo purifica, lo disciplina. Se convierte en la mano fría que sujeta el bisturí capaz de extirpar un tumor.
El Sol y Mercurio retrógrado cuadran a Marte y Saturno. Hay tensión. Impaciencia. Pero actuar impulsivamente sería un error. Recomiendo la escritura. Podemos revisar el pasado, analizar las situaciones estancadas y cultivar tierra fértil para futuras siembras escribiendo en nuestro diario, planificando y organizando. Así drenamos las energías astrales y las canalizamos a que trabajen para nosotros. Obtendremos el regalo que es el auto control unido a la fuerza.
Otro punto importante es acordarnos de que Quirón ya se encuentra, después de siete años y medio, a punto de salir de Piscis. En dos semanas entrará en Aries por primera vez en cincuenta años. Nos queda poco para terminar el trabajo quirónico pisciano. Es decir, disolver viejas pautas limitantes, conectarnos con estados de consciencia más elevados y aceptar nuestra vulnerabilidad y sensibilidad comprendiendo que no están reñidas con la fuerza y el poder personal sino que, por el contrario, lo equilibra. Os contaré más detalles sobre Quirón en Aries más adelante.
El miércoles por la mañana tendremos ya la Luna en Sagitario; hasta el viernes por la tarde podremos sentir el impacto positivo de su optimismo natural y la fluidez de los muchos trígonos que forma la Luna en su tránsito. La clave aquí es aprovechar la energía que se genera para proyectar confianza en el mundo. Un poco de pronoia sagitariana sería el remedio para las paranoias y desconfianzas saturnianas. Es decir, en lugar de ver el universo como enemigo podemos ejercitarnos en pensar que todo trabaja a nuestro favor a largo plazo.
Aun así, la Luna en Capricornio nos recordará durante el fin de semana lo que Marte y Saturno en Capricornio nos transmitieron al principio: no hay resultados sin esfuerzo. Podemos pensar todo lo positivo que queramos pero si no nos remangamos y nos lo curramos no habrá frutos. Por supuesto, y más con tanta energía retrógrada en el ambiente, cada logro externo nace de una idea en la esfera mental. Cuidemos pues esa esfera, cuidemos lo que pensamos y proyectamos.

© Margit Glassel

Si quieres recibir una interpretación (vía Skype o presencial) de tu carta natal y de los tránsitos más importantes de los próximos doce meses para comprender cómo estos te afectan personalmente, o una consulta de tarot, no dudes en escribirme a margitglassel@yahoo.es

Deja un comentario