Luna Llena en Capricornio—cuando el espacio y el desierto nos sanan.

El 28 de junio a las 6.53 Am (horario español) es la oposición mensual entre el Sol y la Luna que desde la tierra percibimos como Luna Llena. Esta vez es entre el Sol en Cáncer y la Luna en Capricornio, ambos a  6°28 de sus respectivos signos. Saturno retrógrado se une a la Luna con una conjunción casi exacta  (está a 5°48 de Capricornio).

Como podemos ver el Gran Maestro Saturno ha tomado un papel activo. Primero por encontrarse la Luna en su signo y segundo por estar en conjunción. Saturno es el Ermitaño, simboliza esa parte de la psique que es capaz de poner límites sanos y acepta las lecciones de la vida. Nos ayuda a confrontar la propia ignorancia  y a buscar mejoría  trabajando duro, adquiriendo conocimientos y estrategias,  y aplicando diligencia y disciplina personal.

La Luna en Capricornio no es emocional sino práctica, pero se opone al Sol en Cáncer que sí que lo es. Integrar ambos polos significa aceptar las emociones intensas que pueden aflorar durante los días alrededor de la Luna Llena y al mismo tiempo no dejarse arrastrar por ellas manteniendo el contacto con la tierra y la realidad cotidiana. Ver el cielo detrás de las nubes. Sentir el espacio de los desiertos permaneciendo quieto. No es un estado pasivo ya que ambos signos son cardinales, es decir emprendedores. Son proactivos. Somos activos en la búsqueda de la serenidad. Tomamos la decisión de relajarnos en la quietud. Las cosas no simplemente nos suceden  sino las co-creamos. El Espacio del Desierto sana. Saturno nos pide que nos movemos hacia el centro y coloquemos círculos de protección. Si cada persona hace lo que tiene que hacer se ordenan las cosas.

Quirón está en cuadratura con Sol y Luna, Saturno. Reconocer nuestra vulnerabilidad es esencial sin entrar en la victima y el no puedo. La humildad que surge cuando comprendemos que a pesar de nuestros esfuerzos no podemos arreglar el mundo ni salvarlo. Hacemos lo mejor que podemos pero permitimos también que las cosas se coloquen por su propio poder. Hay un poder en las cosas, si sobre actuamos lo limitamos e interferimos con que las cosas  puedan colocarse de una forma natural.

Saturno también nos enseña paciencia. La que va unido a la sabiduría, la que ve y comprende no la que sale desde el miedo y el aguantar. La paciencia que nos libera y nos hace más fuertes. Más independientes. La paciencia sabia es la medicina que sana el drama. Nos capacita para respetar los ritmos, los ciclos, las estaciones y nos ayuda a confiar en que cada semilla trae su fruto y cada intención mágica su resultado.

El lado oscuro de Saturno es desesperanza, indefensión aprendida, frustración, dureza, amargura y depresión. Elevar Saturno para remediar sus efectos negativos consiste en aceptar el reto, las responsabilidades y frutos de nuestro karma mientras nos mantenemos centrados en nosotros mismos, sin dispersarnos,  trabajando con la situación.

 La culpa  es otro demonio saturniano que puede envenenar el corazón y paralizarnos. No importa si nos culpamos a nosotros o a los demás, la culpa es una emoción destructiva que muchas veces nos lleva a hacer cosas equivocadas.

Mercurio transitando en los grados finales de Cáncer recibe un precioso trígono de Quirón. Podemos sanar la mente y la palabra durante los próximos días y cerrar temas familiares que ocuparon todo nuestro espacio mental.

Neptuno es muy activo durante la Luna Llena formando un incómodo quincuncio (aspecto de 150 grados) con Venus en Leo. Es posible que se nos caigan ideales, que hayamos puesto nuestra auto- estima en manos de otros, o  que no consigamos el reconocimiento que nos merecemos. El remedio consiste en drenar la energía potencialmente negativa del aspecto transformándola en creatividad haciendo algo artístico, incrementando el autocuidado o las practicas espirituales.

El trígono entre Neptuno y Júpiter puede ayudarnos en esto aunque quizás tengamos que frenar ciertos excesos e indulgencias a los que nos hemos entregado. (Júpiter en cuadratura con Venus).

Urano apoya a la Luna Llena y nos anima a soltar la resistencia al cambio. 

En estos momentos contamos con cinco planetas retrógrados, son momentos de introspección y cambios  desde dentro más que desde afuera. Si modificamos nuestra  actitud, transformamos lo externo.

© Margit Glassel

Si quieres recibir una interpretación (vía Skype o presencial) de tu carta natal y de los tránsitos más importantes de los próximos doce meses para comprender cómo estos te afectan personalmente o una consulta de tarot, no dudes en escribirme a margitglassel@yahoo.es

 

 

 

 

 

 

Port Relacionados

Leave a comment