Ritual de Limpieza de la Casa. Día 1

He decidido compartir un working (trabajo mágico) que podemos hacer todos si nos apetece porque es muy sencillo, fácil de ejecutar y muy práctico. Sus bases son la magia planetaria (muy simplificada of course, no queremos liarnos la cabeza nada más empezar ¿cierto?) y diferentes corrientes que practico pero que he adaptado para que sea “user-friendly”,  es decir fácil de aplicar.

Para mi también es un experimento porque, como os he dicho anteriormente, soy reacia a explicar esa parte de mí más privada y estoy aprendiendo  como transmitirlo públicamente que todavia no estoy acostumbrada, excepto  en ciertas consultas privadas cuando veo que las personas están abiertas y tienen conexión.

Tampoco os esperéis grande revelaciones. No es mi estilo. Lo que pretendo es compartir truquillos que nos harán sentir más felices y empoderados y que modifican nuestra realidad. Todo lo que enseño son cosas que he probado personalmente. Eso no garantiza que les va a funcionar a todo el mundo. Para eso hay que investigar, aplicar y observar los resultados.


El tema es la limpieza de casa como un acto de poder. Escribiré algo cada día a lo largo de la semana para que sea más fácil de aplicar. (Llevo todo el finde limpiando (¡y lo que me queda LOL!) , así me he inspirado y al mismo tiempo me estructuro también que necesito unos cambios con el ORDEN. Vengo (en mi propia carta natal) de un Nodo Sur en Piscis que es el Caos Creativo y quiero activar mi Nodo Norte y Sol en Virgo aprovechando bien este mes solar con tantas energías de Virgo en el aire).

Día 1: 
LA APERTURA
Colocamos símbolos SENCILLOS de los cuatro elementos
El quinto elemento el espíritu creador en este caso somos nosotros. Keep it simple (Mantenlo simple). No es el momento de sacar las copas de cristal para el agua y los incensarios sofisticados. Ya habéis visto mi foto (al lado del mago, ese es el montaje). Todo básico. Al grano. Vamos a limpiar y no a escenificar una compleja ceremonia.
Tenemos en cuenta las direcciones: 
El Aire en el Este: el incienso.
El Fuego en el Sur: la vela.
El Agua en el Oeste: el vaso de agua.
( He escogido uno grande ya que el tema es la limpieza. Usaremos mucha agua en el proceso).
La Tierra en el Norte: las hierbas.
(Las que os apetezca, a una mala las del bote de condimentos mediterráneos. Estamos en España, ¿no? Y mis amigos de otros lares, las hierbas de su tierra y ya. En el futuro podemos complicarlo más con correspondencias pero ahora no).
El Akash o el Espíritu en el Centro: el cristal.

Se deja el plato o mesita en mitad de la casa. En el centro. El Akash se coloca en el centro aquí. (Ni arriba ni abajo como en los pentagramas de pie o invertidos).
Encendemos el incienso y la vela y hacemos la primera invocación.
Nos la inventamos. Es lo mejor. Nos tiene que salir del alma. No hace falta que nos compliquemos. Invitamos los cuatro elementos, con nuestras propias palabras como si fueran nuestros amigos (¡¡lo son!! ), para que nos ayuden a limpiar la casa y  también a las fuerzas del Orden y del Caos (siempre van juntos y el Caos seguro que ya está si queremos limpiar y si lo rechazamos nos complicará. Obviamente es algo nuestro, y no absoluto. Son fuerzas NUESTRAS).
Meditamos: 
¿Qué es lo que quiero limpiar? ¿Cómo me siento con el desorden? ¿Por qué estoy bloqueada y no consigo orden? Escribo en mi cuaderno como me siento y lo que quiero conseguir. Limpiar es un proceso profundo. No solo es físico.
Reflexiono en cuanto tiempo quiero emplear cada día y durante cuantos días quiero hacer la operación (el working). Podemos elegir entre 7, 21 y 40. Pero nos tenemos que comprometer y dedicar cada día el tiempo establecido. Yo, por ejemplo,  voy a dedicar cada día dos horas durante 21 días. Esto implica que podré hacer menos de otras actividades y que me tendré que levantar antes.
Hoy podemos empezar a limpiar algo. Sin más. Pero sabemos que es un proceso. Que tendremos tiempo. Qué no hace falta aceléranos. Que lo vamos a conseguir. Y que el caos no es malo pero que elegimos el orden para ver qué pasa. Nos sentimos curiosos. Dispuestos al cambio.
Dejamos nuestro pequeño altar en el centro de la casa y renovamos las velas y el incienso cada mañana.
Mañana os cuento algo más.
Feliz domingo 

 

Comentarios (8)

Me encanta tu blog y me fascina que estés compartiendo está info mágica!!! Muchas gracias!!!

Muchas gracias!! Un abrazo grande, Margit

Saludos y agradecimiento por compartir íntimamente. Sólo comentar que en Feng-Shui de la brújula las direcciones se asocian de diferente manera y me resulta, al menos curioso, la disposición propuesta que no corresponde a lo conocido. Para mí el Sur es fuego ( igual) pero el Norte es agua, siendo el Este madera y el Oeste aire con tierra en el centro además del suroeste y noreste. De dónde proviene está disposición que propones ? Entiendo que el centro seamos nosotros, materializados (en tierra y en ésta vida) pero me resulta curioso y desconcertante. Un saludo y gracias de nuevo.

Muchas gracias por comentar y preguntar. Me das la oportunidad de aclarar algo que puede generar confusión y que son dos cosas.
Primero: las diferencias de las correspondencias entre diferentes tradiciones referido a los elementos/colores/direcciones/ etc
Segundo: las diferencias de las correspondencias entre elementos y direcciones en el hemisferio sur y norte.
Contesto al punto primero:
No hay direcciones existentes de una forma absoluta. Uno de mis maestros tibetanos nos dijo una vez en un retiro de Vacuidad que no hay centro, ni perifería, ni norte, ni sur, ni este, ni oeste. Todo son conceptos establecido por el ser humano de acuerdo con su experiencia directa relativa.Un animal por ejemplo no tiene esos conceptos como nosotros. Se rigen por otros esquemas y programas. Entonces en lo absoluto no hay ninguna versión correcta. En el mismo budismo tibetano cambian las correspondencias a veces, según los tantras y linajes, algo que, tengo que confesar, me desquició mucho de joven. Quería tenerlo todo controlado y bien ordenado y mis maestros no hacían que romperme esquemas y des-programarme. (Algo por lo que ahora estoy profundamente agradecida). Hay muchas tradiciones y he estudiado algunas. Y sí, cambian las correspondencias tal como tu lo describes con el Feng Shui que es distinto de la Wicca tradicional, por ejemplo, de la Golden Dawn, y del Hermetismo, que son algunas de las fuentes de las que me he nutrido en el pasado entre otras. El Feng Shui es oriental, la Wicca, la GD, y el hermetismo son occidentales. Conclusión: podemos usar el sistema con el que más afín nos sentimos y respetar las correspondencia de este sistema o podemos cambiar de paradigmas para el bien de la flexibilidad mental. Hay ramas de la magia (como la magia del caos) donde uno se ejercita en no engancharse en ninguna estructura y no apegarse a ella, cambiando de paradigma muchas veces adrede. Eso tiene ventajas y desventajas (pero más ventajas según mi) pero lo dejaría para más adelante.
Contesto al segundo punto:
Hay diferencias entre el hemisferio norte y sur por el movimiento distinto del Sol. El sentido en el que parece moverse en Sol en ambos hemisferios, algo que se llama como movimiento diurno del Sol.
Para la mayoría de los habitantes del hemisferio norte es necesario mirar hacia el sur para ver el Sol en su máximo esplendor. El calor por lo tanto nos viene de ahí. Lo asociamos con el fuego. Lo vemos como si el Sol sale por la izquierda y se pone por la derecha.

Sin embargo, para la mayoría los habitantes del hemisferio sur es necesario mirar hacia el norte para ver el Sol, justo al revés. Se percibe entonces que se va de derecha a izquierda. El calor, es decir el fuego, viene entonces del norte, y el frío del sur. Por eso las brujas del hemisferio sur, muchas veces, cambian las correspondencias para que sea más afín con su realidad física. Es decir, colocan el elemento Tierra en el norte y el Fuego en el sur. La Tierra en la magia es fría y seca y el fuego caliente y seco. ¿Queda claro el por qué de las diferencias que planteas? Al vivir en el hemisferio norte y seguir la tradición hermética y mágica uso las correspodencias que son correctas en este cotexto. Pero te invito que uses las que para ti, tu realidad y tu paradigma escogido tengan más sentido.
Muchas gracias por compartir y un fuerte abrazo, Margit

hola
quisiera saber de que tradicion sacas la correspondancia: elementos con direcciones, porque tengo otra persepectiva, gracias por compartir y transmitir tu arte
Amé

En el post del día 3 explico los detalles. Me baso en la correspondencia de la Golden Dawn y del Hermetismo desde la perspectiva del hemisferio norte. Abrazos, Margit

Hola Margit! Gracias por este ritual de limpieza. Quería por favor preguntar que cristal debe colocarse en el medio? Que tipo de cristal? Y hasta cuando podemos hacer este ritual? No he empezado aún. Muchas gracias como siempre, súper conectada con tu artículos y tu energía.

Hola Gaby, gracias por preguntar y por seguir mis publicaciones.
El mejor cristal en este caso es el cuarzo transparente.
El ritual lo podemos hacer empezando por el día 1 cualquier día. Lo único inconveniente es que ya no va a coincidir la descripción en el primer apartado sobre ASTROS que se refiere al día del trabajo. Esa primer descripción de la influencia astral es un ejemplo como se pueden tener en cuenta los astros para los trabajos mágicos pero se puede usar la TEORÍA y la PRÁCTICA en cualquier momento.
Luego se sigue por el día 2 al siguiente día (y así sigue) para vivir ese proceso gradual de conectar y de auto-descubrimiento.
Un abrazo muy fuerte,
Margit

Deja un comentario