Trabajo mágico con los miedos y la deconstrucción. Día 1

Estamos en una época muy especial del año. Por un lado hemos recién pasado el solsticio y por otro estamos a punto de entrar en el año nuevo del calendario occidental. Estamos en la fase de Luna Menguante antes de la primera Luna Nueva del año nuevo que será el próximo domingo 6 de enero a las 2:28 AM (horario español) a 15 grados de Capricornio. Saturno estará en conjunción con esta Luna así he decidido  elegir un tema saturniano/capricorniano para este trabajo mágico: desmontar paranoias, miedos, creencias limitantes, sentimientos de culpabilidad etc.

He grabado un stories en instagram con la propuesta y como he visto mucho interés voy a estructurarlo y definirlo un poco más por escrito aquí.

Lo que habéis hecho el trabajo de limpieza mágica de la casa conmigo (está publicado en mi web aquí) seguramente estáis más familiarizado con Saturno y los elementos.

Lo que necesitamos para esta operación muy simple y básica es un boli y un cuaderno no muy gordo que puede ser viejo y feo pero que tiene que ser funcional y permitirnos de arrancar las hojas. Así que no hace falta comprar nada  y podemos empezar ahora mismo.

Dedicamos unos cinco minutos cada mañana y cada noche a escribir y revisar que son nuestros miedos y malestares.

A lo largo del día llevamos el cuaderno encima o lo tenemos a mano. Cuando nos sentimos “raros”, con pensamientos o sensaciones de miedos y temores que de repente invaden nuestro espacio mental, sentimientos de culpabilidad por algo que ha pasado aunque sean muy sutiles y vagos, intuiciones extrañas acerca del futuro o  miedo a que vaya pasar algo concreto que puede ser  desde que nos despidan hasta  que se nos apodere alguna enfermedad, entonces lo anotamos en el cuaderno con la fecha, la hora y la mayor objetividad y menos drama posible. Es muy importante que sea breve. No es terapia de escribir sino es llevar un registro de lo que pulula en nuestro espacio mental y emocional.

Lo haremos a lo largo de esta semana hasta la Luna Nueva y de momento no nos preocupemos de nada más. Mañana os explico el siguiente paso.

Normalmente a lo largo del día no tenemos tiempo de prestar este tipo de atención consciente a las sensaciones vagas y sutiles incomodas que surgen  de nuestro inconsciente. Al no poderlos identificar claramente y adquirir cierta objetividad adquieren una influencia exagerado sobre nosotros y sabotean nuestro bienestar y menguan nuestro poder personal. Si los anotamos en papel es como clavarles un alfiler y dejarlos fuera de combate. Hemos cazado un demonio del inconsciente personal y podemos observar el extraño ser que hemos atrapado. De momento sin hacer nada especial. Cuánto más miedos anotemos, mejor.

Otro punto importante es sentir alegría al identificarlo y no juzgarnos o criticarnos por sentir o pensar este tipo de pensamientos. Estamos haciendo un experimento. No queremos ser buenos, perfectos, sanados o valientes sino analizar una situación interna. Así que relax…no pasa nada si estamos todo el día asustados por una cosa o por otra.

Uno de los diferentes objetivos de esta operación  es distinguir entre intuición y paranoia. Mucha gente me pregunta a veces como hacer para distinguir entre lo que son sus miedos y lo que es premonición. Hay diferentes métodos y con este trabajo vamos a aprender uno:

Al llevar un registro de algo que nos preocupa y que puede ocurrir en el futuro tendremos la oportunidad de verificarlo cuando ese futuro se haya manifestado como presente.

Os doy un ejemplo: Podemos sentir que alguna persona de nuestro entorno se comporta de una forma rara con nosotros y que igual está molesta. Lo anotamos. A veces la sensación solo con eso remite y se nos pasa. Si persiste varios días anotamos todas las diferentes sensaciones y sentimientos que eso desata en nuestra mente. Cuando nos encontramos con la persona podemos verificar si realmente está enfadada o si ha sido nuestra imaginación. Si no lo vemos claro y hay confianza podemos preguntárselo directamente, confrontar el problema y solucionarlo.

Nos daremos cuenta  de este modo, verificándolo con la realidad objetiva,  si nuestra intuición era correcta o si nos hemos montado una película. Al llevar un registro veremos si nuestra tendencia es a emparanoiarnos o si, por el contrario,   nuestro sexto sentido  nos avisa de desavenencias y peligros. Aprenderemos de una forma experimental y directa a distinguir entre las diferentes sensaciones mentales y corporales asociadas con miedos por un lado e intuiciones por otro. Esto es algo intimo y personal que surge con la práctica y la experiencia tras hacer trabajos como este que os propongo.

Es muy importante desapegarnos un poco de nuestras sensaciones  porque puede ocurrirnos sino lo que oficialmente se llama la profecía auto- cumplida, es decir, nos comportamos de una forma extraña, dominados por nuestros miedos,  lo cual a su vez hace que justo ocurra lo que más tememos.

Si anotamos nuestros miedos, empezamos hacerlos conscientes y también perderán poder sobre nosotros.

Aquí lo dejo para hoy. Mañana más.


© Margit Glassel

Si quieres recibir una interpretación (vía Skype o presencial) de tu carta natal y de los tránsitos más importantes de los próximos doce meses para comprender cómo estos te afectan personalmente o una consulta de tarot, no dudes en escribirme a margitglassel@yahoo.es. Mi enfoque es astrología evolutiva y mi trabajo se centra entre otras cosas en la integración de la sombra y descubrir los tesoros que se esconden en esa parte oculta de nuestro ser.

Comentarios (2)

Excelente – Muchisimas gracias. Lo comparto para que continúe la mágia-

Muchas gracias por tus amables palabras y por compartir. ¡Qué continúe la Magia!

Deja un comentario