Luna Llena en Leo con Eclipse Lunar total—la coronación del Rey y de la Reina interior.

El lunes 21 de enero, a las 6.16 AM en España,  será exacta la oposición entre el Sol recién entrado en Acuario y la Luna en Leo.  La visibilidad del eclipse en Madrid será de 3:36 AM  a las 8:48 AM. Ambos cuerpos celestes se encuentran a 0°52 grados de sus respectivos signos. Con ello nos despedimos también de los eclipses en el eje Leo-Acuario hasta que ocurra la próxima Luna Llena en Leo con eclipse de nuevo en febrero del 2036.

Es la culminación de todo el trabajo de empoderamiento que hemos hecho a lo largo de estos últimos dos años. Hemos tenido 9 eclipses en el eje de Leo-Acuario empezando con la Luna Llena de agosto 2016. El esfuerzo consistía en trascender las vibraciones negativas acuarianas que nos podían tener atrapadas, incluso por condicionamientos y karmas de otras vidas. Os recuerdo que los nodos lunares que siempre están presentes en un eclipse agitan los vientos del karma y movilizan temas que tenemos que trabajar de una forma colectiva. El trabajo consistía en ascender a la Luz Solar de Leo, reconstruir nuestro Reino  y conquistar nuestro trono. Lo vi muy conectado con dos esferas cabalísticas, Malkhut el Reino, y Tíferet, la esfera del corazón solar. Los arquetipos de Leo son el Niño Divino, el Actor, el Clown y el Rey (y las versiones femeninas de todo ello, claro está). ¿Hemos recuperado nuestro trono, nuestra inocencia y nuestra capacidad para manifestar glamour sano? ¿0 seguimos exiliados, desterrados, inseguros y evasivos? La Luna Llena en Leo nos pone en contacto brutalmente con estos temas, despidiéndose con cohetes y trompetas.

Urano cuadra a Sol-Luna desde el grado 28°41 de Aries, ya directo e impulsivo. Es la gasolina para quemar lo que nos aprisiona. Es tenso, incomodo, eléctrico pero posible.

Capricornio está muy presente con Plutón, Saturno, el Nodo Sur y Mercurio en el signo. Estructuras, pero sanas, por favor. Construcción pero para una realidad mejor. Saturno es el antiguo regente de Acuario y nos pide la factura por todo lo que hemos hecho, o dejado sin hacer,  en los últimos dos años. Si hemos sido perezosos, lo notaremos. Pero como el universo es fundamentalmente bueno  y todo está en un proceso  de constante evolución, aún estamos a tiempo para dirigir las energías y ascender antes de que la puerta se cierre. El eclipse es el momento. Y, de este modo, entramos elegantemente en la siguiente fase con la corona de las cinco estrellas adornando nuestra frente.

Ya nos tocaron dos  eclipses  en el eje Cáncer- Capricornio, uno  en Julio del 2018 y el otro la Luna Nueva en Capricornio ahora, el 6 de enero 2019.  Después de estos primeros dos,  nos quedan todavía seis, el  último  en Julio 2020.

Bien, entonces a partir de ahora se trata de salir de los áridos desiertos capricornianos para permitir que nuestra alma se sumerja en las cálidas aguas termales de Cáncer. El Amor en todos sus aspectos será el gran aprendizaje del próximo año y medio. También hacer las paces con la riqueza de todas las  emociones (las “negativas” incluidas), la vulnerabilidad y los temas familiares. El Clan sí es importante, al igual que las pequeñas tribus y nuestros aquelarres.

De todos modos es un proceso que se ha iniciado ya hace un par de meses con la entrada los nodos al eje Cáncer -Capricornio. A partir de ahora con la serie de las seis  eclipses   en estos signos se magnificará la energía pero no podemos decir que es algo de un día para otro. Es fluido. ¿Cuando se transforma un gatito en un gato adulto? No ocurre en un momento concreto, ¿cierto?

Después de los trabajos de  individuación exquisita de los eclipses en Leo  donde hemos ascendido, idealmente, a la esfera del corazón,  toca compartirlo  y dejarlo  pulsar mientras otros nos sostienen la mano y nos  tocan, suavemente y con cariño el corazón palpitante. Permitimos que nos amen, y amamos.

Amamos, incondicionalmente,  a nuestra soledad elegida y, sin abandonarla y estar a gusto en nuestro Reino, abrimos las puertas a las grandes salas del palacio compartiendo lo que elegimos compartir. Ternura, presencia, acogimiento, arropamiento.

Pero antes de eso, nos queda nuestra ceremonia del domingo o lunes. La coronación del Rey o de la Reina que a su vez están muy conectados con su inocencia, la dicha  y el niño divino, sanado y libre.

¡¡Feliz morir y renacer!!


© Margit Glassel

Si quieres recibir una interpretación (vía Skype o presencial) de tu carta natal y de los tránsitos más importantes de los próximos doce meses para comprender cómo estos te afectan personalmente o una consulta de tarot, no dudes en escribirme a margitglassel@yahoo.es. Mi enfoque es astrología evolutiva y mi trabajo se centra entre otras cosas en la integración de la sombra y descubrir los tesoros que se esconden en esa parte oculta de nuestro ser.

Port Relacionados

Comentarios (2)

Mil gracias! ✨?✨

A ti. Abrazo grande, Margit

Deja un comentario