Navegar / buscar

Clima cósmico del 6 al 12 de noviembre de 2017—destrucción y construcción.

La semana empieza con la Luna menguante en el curioso Géminis.

Martes y miércoles, con la Luna en Cáncer, encontraremos momentos favorables para los temas familiares y para quedarnos más tranquilos en casa. Después  el barómetro emocional con la Luna en Leo brillará al máximo, nos dará  luz verde a la creatividad y a la auto expresión hasta el sábado, cuando la Luna entre en Virgo y nos haga más prudentes y reflexivos.

Con esto como base, los demás tránsitos de la semana nos hablan de la necesidad de equilibrar entre lo viejo y lo nuevo, y de trabajar con disciplina nuestros puntos más vulnerables.

Urano formará por tercera y última vez  el trígono con Saturno el 11 de noviembre. Su energía ha estado vibrando con más o menos fuerza a lo largo del 2017 y será especialmente intensa esta semana, lo que probablemente nos hará llegar a una conclusión.

Al tratarse de un aspecto armonioso no nos va a resultar demasiado difícil; es posible que las circunstancias nos empujen en  la dirección correcta.

Saturno nos pide conservar las estructuras mientras Urano quiere derrumbarlas. Tendremos que decidir qué queremos conservar, qué nos importa realmente, y qué situaciones obstaculizan nuestro avance para dejarlas atrás. Ahora es el momento para llegar a una resolución de algún tipo y manifestar un cambio constructivo que servirá como base para un desarrollo mayor en el futuro.

Por otro lado, todavía está en el aire la cuadratura entre Quirón y  Saturno que fue exacta la semana pasada. Aún no podemos despedirnos de la disciplina ni de bajar la guardia con situaciones o personas que han herido nuestros sentimientos o, mejor dicho, que nos han puesto en contacto con viejas heridas que estaban durmiendo en nosotros. A veces conviene protegerse un poco para que nadie nos ponga más sal en la herida. Saturno crea un círculo de protección para que nuestra vulnerabilidad no se convierta en la caída al abismo.

El fin de semana ya podremos notar cómo se alinea la maravillosa conjunción de Venus y Júpiter, la pequeña y gran Fortuna de la astrología medieval en un benéfico abrazo. Sintonizar con su espíritu positivo puede ayudarnos a manifestar situaciones favorables y abundancia.

Por ultimo queda comentar el cambio de signo de Venus que deja atrás las diplomacias de Libra disfrazándose de femme fatal.  Con el tránsito de Venus en Escorpio nuestras relaciones  serán más intensas y apasionadas durante las próximas tres semanas.   Lo que es superficial se nos quedará corto. Nuestra alma necesitará que nos amen de verdad o que nos dejen morir. Seremos capaces de enterrar lo que tiene que ser enterrado y de dejar las rosas blancas en la tumba de los fantasmas del pasado.

Copyright© Margit Glassel

Si quieres recibir una interpretación (vía Skype o presencial) de tu carta natal y de los tránsitos más importantes de los próximos doce meses para comprender cómo estos te afectan personalmente, o una consulta de tarot, no dudes en escribirme a margitglassel@yahoo.es para más información acerca de mi trabajo.

 

 

 

Share

Dejar un comentario

Follow

Get every new post delivered to your Inbox

Join other followers:

A %d blogueros les gusta esto: