Artemis, la Luna—proactiva y nutridora.

Artemis (Ἄρτεμις) la Luna. ( Uso la versión del nombre sin la «a»). Consideramos a la Luna femenina en muchos idiomas pero curiosamente en mi lengua materna, el alemán,  se dice «der Mond» usando el artículo masculino. Partiendo de esta base quiero destruir la idea de género asociado con la Luna (u otros planetas como Venus o asteroides como Eris, Sedna o Hécate) para abrir espacio para la exploración menos fijada de energías así llamadas «masculinas» y «femeninas» en cada persona. Artemis para mi es un excelente ejemplo: si meditamos en su arquetipo percibiremos su profunda androginidad. Ella es la Cazadora. Es feroz, solo hace falta leer la historia de cómo lanzó una jauría de perros a Acteón para que estos le devorasen. Pero aquí no quiero perderme en los mitos encorsetados y contaminados por narradores del pasado. Quiero abrir el canal para contactar al espíritu de Artemis que yace en todos nosotros, la Luna.

Mi vehículo, la astrología, me lleva directamente a sus cualidades. La Luna se asocia con la intuición, el instinto, la imaginación, lo yesódico,las mutaciones y cambios rítmicos y fluidos, las emociones y lo irracional en cada uno de nosotros.

Obviamente hay muchas maneras de invocar a Luna pero para mi una muy productiva es Artemis, la Cazadora o Diana para los Romanos, que en la brujería folclórica italiana ha sobrevivido arquetípicamente como Diana Lucifera, Consorte y Madre de Lucifer. En la modernidad quizas la conocemos más como Wonderwoman (afortunadamente no estamos encadenados a los arquetipos de siglos pasados sino, como es su naturaleza, estos siempre mutan en miles de manifestaciones nuevas).

Vale, os podéis preguntar si Artemis no es un poco demasiado proactivo para encarnar las cualidades de la Luna astrológica. Puede ser…no lo discuto. Quizás también me influya mi Luna en Sagitario natal pero para mí es sencillamente perfecta aunque no niego otras facetas y máscaras lunares.

Lo que me parece interesante es cómo enfoca el nutrirse que es una función lunar bajo los auspicios de Artemis. 
Algo más sobre esto:
Asocio lo lunar con lo fase oral, piel a piel, sostener(se), cuidar(se), amarse como si fuéramos nuestra propia Madre, maternar(nos) y una inmensa gratitud al cuerpo.
Si la Luna no funciona bien en la carta natal ya sea porque no la usamos, está poco integrada, bloqueada o crucificada por aspectos difíciles, nuestra capacidad de nutrir(nos) está peligrosamente mermada. Es como un bebé que por las razones que fueran,  no puede succionar la leche del pecho de su madre. Se quedará débil, lloroso y hambriento. Su Luz astral no puede incrementarse mientras el cuerpo se vuelve cada vez más raquítico. Su capacidad de navegar bien su vida en la tierra se ve abortado desde el principio. Así que la Luna es instintiva, corporal y primitiva.
La cualidad lunar, desde esta perspectiva, puede degenerarse en algo profundamente destructivo, incluso mortal, que niega la Vida, la Luz y el alimento para el cuerpoalma.
Artemis, y su feroz proactividad, me parece el arquetipo adecuado a invocar cuando es hora de decir de nuevo Sí a la vida, al placer, a los instintos, a maternarnos, a nutrirnos, a proteger nuestro crecimiento como lo haría una Madre Loba con sus cachorros. Entonces Diana da a luz a la Luz, primero como Hijo que necesita su protección y luego como Consorte equilibrando lo femenino y lo masculino. Como dije más arriba, espero que a estas alturas el concepto de género en relación a los planetas y asteroides haya quedado destruido.
© Margit Glassel


Estoy pensando en grabar un video IGTV (Instagram)  sobre Venus en Tauro en tránsito y natal. Estados atentos. En cuando se me pase el mal de garganta (muy Tauro) y me hayan inspirado las musas (muy Venus).  Mientras tanto un enorme abrazo…

Deja un comentario

SUSCRÍBETE

He leído y acepto la política de privacidad.

Puedes subscribirte por E-mail a mis publicaciones de una forma segura, las recibirás  en tu buzón cada vez que publique nuevo contenido.

He leído y acepto la política de cookies.

Si experimentas problemas con este formulario puedes suscribirte a través del que encontrarás  en el menú superior >  Suscripción por E-mail

¡Muchas Gracias!

¡Operación realizada correctamente! Se acaba de enviar un correo electrónico para confirmar tu suscripción. Si no te llega el email, por favor, revisa tu carpeta de correo no deseado/spam y confirma tu suscripción. Podrás gestionar tu suscripción y darte de baja cuando desees a través de las instrucciones que se te enviarán.