Luna Llena en Escorpio—cambiando de piel en el jardín del Edén.

 

Hoy, jueves a las 12.45 (hora española) se opone la Luna en Escorpio al Sol en Tauro a 17º20 de sus respectivos signos.  Es el momento exacto de la Luna LLena aunque seguramente hemos podido notar su energía  ayer y seguirán en el ambiente sus vibraciones escorpiónicas hasta el viernes por la mañana.

Esta Luna  es una culminación de todos los procesos de transformación que hemos vivido hasta ahora; quizas antes de concluir completamente puede haber cierta re-manifestación de emociones y situaciones que consideramos ya enterrados, pero que todavía no lo están del todo. La profundidad de la tierra, donde las cosas se descomponen, se corrompen y se vuelven a reutilizar para dar crecimiento y vida a las semillas de lo nuevo, los oculta, pero su proceso sigue latiendo y no está muerto y apagado. Bajo la iluminación de esta Luna podemos quitar suavemente las hojas y la hierba que lo cubre  para observar el proceso de transmutación natural, genuino y espontáneo. Podemos confiar en el proceso al igual que la serpiente no se preocupa ni se tensa cuando cambia de pieles. Sucede, es natural. Lo raro sería resistirse, quedarse con una armadura obsoleta, con pieles resquebrajadas sin dejarse regenerar por la vida.

Aun así, el Sol en Tauro se resiste, no quiere cambios en su jardín de Edén, quiere la eternidad inamovible , una primavera sin otoño. Menos mal que por ahí se desliza la serpiente, aquella que nos susurra e inquieta, esa fuerza de finales y de comienzos, que empuja como un gigantesco ouroboros para que el mundo no se estanque. Puede haber cierta melancolía en la caída de nuestro paraíso, pero llegará el entusiasmo de la curiosidad, la sed de lo nuevo,  cuando las energías planetarias avancen hacia Geminis. Ya tenemos a Venus y al Nodo Norte (verdadero) en el signo y la vida sigue y siempre seguirá. Nos toca a nosotros abrir la mente y dejarnos llevar por sus corrientes, aprendiendo, adaptandonos, mutando y creciendo. En este ciclo, en este cambio, en su epicentro está la eternidad añorada.

No hay nada que temer, susurra esta mágica y oscura Luna, confía en la Muerte, esa que sucede en cada instante y nos quita el miedo al aparente gran final. Si observamos la naturaleza vemos que en realidad no existe. Si unimos el Sol y la Luna, si integramos esta oposición, obtendremos la paz y la estabilidad (Tauro)  en medio de esta transformación  constante (Escorpio).

Mercurio en Tauro, muy cerca del Sol, nos puede dar la calma para digerir nuestros procesos. Al estar Urano en Tauro también, a 7º13 grados, nos predispone más a no resistirnos al cambio y abrirnos a integrarlo de una forma física y celular.-  ¿Qué deseas?-  nos pregunta esta Luna Llena. – ¿Qué deseas de Verdad?- dice ella. -Soy el eterno cambio y te lo doy.

Y Venus  en Géminis, en cuadratura con Neptuno en Piscis, si nos ponemos a meditar, amorosos con nosotros mismos, puede regalarnos la intuición para comprenderlo.

Podemos trabajar con esto, crear un decreto, un sigilo, un collage, un ritual,  algo que concretiza (Tauro) nuestro deseo profundo (Escorpio).

Feliz Luna Llena y Feliz Vesak ( la celebración del nacimiento, iluminación y muerte del Buddha).

© Margit Glassel

 

 
Si quieres recibir una interpretación (vía Skype o presencial) de tu carta natal y de los tránsitos más importantes de los próximos doce meses para comprender cómo estos te afectan personalmente o una consulta de tarot, no dudes en escribirme a margitglassel@yahoo.es. Mi enfoque es astrología evolutiva y mi trabajo se centra entre otras cosas en la integración de la sombra y descubrir los tesoros que se esconden en esa parte oculta de nuestro ser.
Esta noche LIVE en mi PATREON con tirada de tarot para navegar las energías astrales del momento.

 

Deja un comentario

SUSCRÍBETE

Puedes subscribirte por E-mail a mis publicaciones de una forma segura, las recibirás  en tu buzón cada vez que publique nuevo contenido.

Si experimentas problemas con este formulario puedes suscribirte a través del que encontrarás  en el menú superior >  Suscripción por E-mail